26 jun. 2009

Almohada

Acurruca tu cabeza en mi ser
Mientras exhalo el aire guardado
Que junte mientras me dejaste abandonado
A lado de tu cama con tus cobijas des tendidas
No me extrañaste hasta ahora que es de noche
Ahora que me necesitas
Me tomas violentamente
Y azotas tu cabeza en mi cuerpo
No te mueves hasta que amanece
Es en ese momento en el que te levantas y me olvidas
Y así paso el resto de mis días
Anhelándote, acariciándote el cabello
Para que tu sueño sea más ameno
Nunca me has besado
Pero e probado tu saliva
Te odio, pero me provocas, te odio, pero necesito.

No hay comentarios: