29 jul. 2009

Perico

Dormido entre un sillón y Carlos
Soñando una pared negra, tachada
Me levanta un silbido madrugar
Monótono y molesto
Como si la puerta de la sala lo gritara
Me asomo con lagañas y lagunas
Esperando una risa o el disco viejo de una señora
¡Y allí esta!
Una jaula llena de verde, gris, pico, madera
Puesta en una casa, como un adorno odiosamente matinal
Para molestar a todos los vertebrados, celulares, entes
Maldiciendo esas plumas, me imagino una tortilla
Llena de verde y de pico, con salsa
En fin, yo aquí ni vivo…

1 comentario:

Ricardo dijo...

paso a vomitar...

su blog esta rico sr.

un gusto tenerlo por acá.

saludos